IQ TW FB
CALIDAD DEL AGUA
14 de Junio de 2017

AGUA: CONTAMINACIÓN DE ORIGEN INDUSTRIAL

Preservar la calidad del agua como recurso indispensable para la vida es el mandato fundamental que llama a recuperar la Cuenca Matanza Riachuelo

Fotogalería Cargando imagen...
La Cuenca Matanza Riachuelo sufre una degradación histórica que impacta en estos días.

Cuando se habla de la Cuenca Matanza Riachuelo, se habla de una cuenca de 6 millones de habitantes que desde el punto de vista ambiental, la mitad de estos habitantes no posee servicio de cloacas. Así se refería el Ing. Daniel Guevara -Técnico de ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo), en el marco de FITMA 2017.



Continuando su ponencia al respecto, resalta el mandato de recuperar la Cuenca Matanza Riachuelo generando resultados duraderos, a través de la articulación de políticas públicas con la promoción de obras de infraestructura, limpieza y mantenimiento del espacio público, el control de las condiciones ambientales y de la actividad industrial. Resultado de un proceso complejo en el cual de manera creciente, la degradación ambiental ejerce un fuerte impacto en todo el tejido social, con los efectos que esto implica.

200 años y una historia presente

Durante más de 200 años se realizaron intentos para revertir el impacto negativo de la degradación ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo. Con el avance del asentamiento habitacional y con la necesidad de responder a las demandas productivas y comerciales en 1801 se instalaron los primeros saladeros en las márgenes del río que comenzaron a desechar restos de cuero, carne, huesos y grasa de animales al Riachuelo. Con el correr de los años y debido a la actividad de las curtiembres, mataderos y graserías, el río se contaminó.

Hoy el Riachuelo se encuentra contaminado por industrias que volcando aguas ácidas y metales pesados causan graves daños a la flora y fauna del Riachuelo y a los habitantes a lo largo de su ribera, extendiéndose a todos los demás pobladores.

Así, la Cuenca Matanza Riachuelo sufre una degradación histórica que impacta en estos días. Por ello,  ACUMAR debe cumplir con una serie de “mandas”, dadas por la Suprema Corte de Justicia, donde se fijan sus objetivos.

Las “mandas correspondientes a 2009”,  fijan la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la cuenca. La recomposición del ambiente en todos los componentes, agua, aire y suelo.

En cuanto a las “mandas de 2012”, ACUMAR rige su estrategia a través del Plan Integral de Saneamiento Ambiental.

Dejar de contaminar como cambio de paradigma

“La contaminación de origen industrial, proviene de 16.288 establecimientos radicados en la Cuenca. Controlar todas estas industrias al mismo tiempo es no solo arduo, señala el Ing. Guevara y agrega “buscamos concentrar el control en aquellas industrias que son ambientalmente relevantes, y que asciende al número de 2202.

ACUMAR centra el foco en estas industrias de manera que el esfuerzo se traduzca en un resultado ambientalmente sensible y relevante, de manera de no dilapidar los recursos.

Estos 220 establecimientos representan entre el 80 y 90% de la contaminación industrial que se vierte en la cuenca. Mediante un proyecto se pretende concentrar las curtiembres, que contaminan fuertemente la cuenca en un Parque Industrial Curtidor. En ese parque, se instalará una planta de tratamiento de manera de tratar en conjunto toda la contaminación que se produzca.

En este aspecto –se resalta- hay 22 curtiembres comprometidas en trasladarse a ese parque, hay otras que debido a la cercanía con el predio del parque no necesitarán trasladarse, pero aun así participarán del proceso de tratamiento de la contaminación.

También se invitarán a otras industrias compatibles con el tratamiento que pueda realizar el parque industrial.

LINK DE INTERÉS